RSE Ahora

Gestión del agua como estrategia empresarial

Autor: Directora De RSE Asesores

06 marzo, 2018

Compartir en

La población mundial está creciendo a un ritmo acelerado. Al 2013, la población mundial era de 7,200 millones y se proyecta que para el 2050 sea de 9,600 millones; lo que generará una mayor demanda de agua para la producción de alimentos, energía, para los usos domésticos y los usos industriales. Se estima que la demanda mundial de agua va a exceder en 40% el suministro actual de agua para el 2050.

El Perú es un país con zonas de alto estrés hídrico, es decir que la demanda local de agua supera la cantidad disponible. A ello le sumamos la inadecuada distribución del recurso que ha generado que solo el 1.8% del agua disponible del país alimente al 70% de la población nacional y al 80% de nuestra actividad económica.

En RSE Asesores nos hemos especializado en la Responsabilidad Social Corporativa en Agua, concepto que permite a la empresa ser hídricamente responsable a través del desarrollo de acciones o proyectos con sus grupos de interés para devolver al ambiente el agua que se ha consumido dentro de los procesos productivos de la empresa. Bajo este concepto se desarrollan dos niveles de acciones o proyectos:

  1. Compensación: Son las acciones o proyectos de mayor impacto, que reflejan una mayor cantidad y/o mejor calidad de agua para los usuarios de la cuenca local o de otra cuenca en el país en la que la empresa tenga huella hídrica por cadena de suministro o influencia con sus grupos de interés. Estos proyectos o acciones están asociados a un indicador medible expresado en unidades de volumen de agua en caso de cantidad y en caso de calidad de agua a la dilución de contaminantes logrado. Se busca que estos proyectos sean sostenibles y que involucren a distintos actores.

 

  1. Mitigación: Son las acciones o proyectos de impacto indirecto que promueven la institucionalidad de la gestión del recurso agua y/o un mejor uso del recurso (cultura del agua) en una cuenca del país identificada en su análisis de huella hídrica. Algunas de estas acciones o proyectos se desarrollan de manera articulada con la Autoridad Nacional de Agua. Este nivel no está asociado a un indicador medible expresado en unidades de volumen de agua, pero sí debe tener indicadores indirectos asociados a agua, como pueden ser:
  • Fortalecimiento de la organización de los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca- CRHC.
  • Apoyo al desarrollo de normativas específicas de la promoción del uso responsable del agua en las empresas.
  • Campaña de promoción de cultura del agua
  • Educación sanitaria.
  • Talleres de capacitación.
  • Otras acciones de difusión.

Los conceptos de compensación y mitigación salen de la “Guía de buenas prácticas para el uso eficiente de agua en empresas” Proyecto de SuizAgua Andina Perú, desarrollado por COSUDE y la ONG AGUALIMPIA

 

Este artículo fue publicado en la edición nro. 69 de la Revista Stakeholders.